Enfermedad arterial coronaria estable en el siglo 21: viejos conceptos revisados

24 de Septiembre de 2014

El Dr. Carl J. Pepine, MD, Profesor de Medicina y Director Emérito de la División de Medicina Cardiovascular del Colegio de Medicina de la Universidad de Florida en Gainesville, EE.UU. presenta una revisión de los viejos conceptos sobre la enfermedad arterial coronaria a la luz de las innovaciones del siglo 21.

La enfermedad arterial coronaria (CAD) sigue siendo una amenaza importante para la salud y el bienestar en todo el mundo. Los enormes progresos alcanzados en el conocimiento de CAD ha contribuido a una disminución de la mortalidad en hombres y crecientemente en mujeres en los Estados Unidos y en Europa.

La mayor parte de los avances, sin embargo, se centran en la reducción en la mortalidad por infarto agudo de miocardio (MI). Con la mayor expectativa de vida y el consiguiente envejecimiento de la población, sumado a la epidemia de obesidad y diabetes en la actualidad, habrá un número creciente de manifestaciones crónicas como la angina pectoris. La exposición al humo del cigarrillo y enfermedades crónicas fomentan igualmente los aspectos inflamatorios de la aterosclerosis.

La revisión de conceptos reconocen a la enfermedad arterial coronaria (CAD) como un espectro patológico continuo que no se limita simplemente a la placa obstructiva coronaria.

Estudios sobre la patología de la enfermedad coronaria arterial determinan que es causada por la ateroesclerosis y el proceso infamatorio asociado, que se presume es resultado del estilo de vida moderno. Sin embargo, evidencias de ateroesclerosis en la aorta y los vasos mayores, incluyendo las arterias coronarias, han sido también identificadas en momias de diferentes civilizaciones pre-industriales y grupos de cazadores y recolectores de más de 4.000 años de antigüedad.

Para leer texto completo de “Stable coronary artery disease in the 21st century: old concepts revisited”, del Dr. Carl J. Pepine acceda con su RUT o pida registro. Aquí.

 

Destacados